El futuro a corto plazo del coche eléctrico.

El coronavirus ha cambiado radicalmente el futuro del coche eléctrico a corto plazo.

El futuro entendido como el mantenimiento en los crecimientos del 200% de matriculaciones a los que estábamos ya acostumbrados.

Hemos pasado de una campaña contra el vehículo diésel a una defensa de la industria de la automoción en todas sus modalidades.

A este panorama se le han unido unos precios históricamente bajos del petróleo que hacen que la compra de un vehículo eléctrico sea rentable solo haciendo muchos más kilómetros.

Aunque solo queda el recuerdo de las ciudades sin contaminación, las ventajas del coche eléctrico se tienen que acabar imponiendo mientras no exista otra alternativa.Esto parece que está claro y además todos lo saben.

Es únicamente un problema de tiempo por la grandes implicaciones que supone el cambio.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *